Vinos

SEÑA ALCANZA LA MÁXIMA DISTINCIÓN DE VINOS EN CHILE

Seña –el primer vino Icono de Chile– obtuvo 96 puntos, el que por tercer año consecutivo es el puntaje más alto en el reporte anual sobre vinos chilenos de Wine Advocate, la publicación del afamado crítico americano de vinos, Robert Parker. 

Después de catar más de 900 vinos provenientes de distintas viñas nacionales y recorrer el país durante diez días sin parar, Luis Gutiérrez, el crítico encargado de ranquear los vinos de Sudamérica y España para Robert Parker publicó su reporte este 28 de Abril, titulado “Chile: Earth, Air, Fire and Water”, donde otorgó el máximo puntaje a Seña cosecha 2015.

Esta nueva distinción viene a coronar la exitosa trayectoria de Seña desde su nacimiento en el Valle de Aconcagua. Este gran vino chileno, nacido del primer joint venture de la industria del vino chileno entre el viñatero Eduardo Chadwick y el legendario californiano Robert Mondavi, ha sido consistentemente reconocido por los críticos internacionales por su extraordinaria calidad, alcanzada a lo largo de dos décadas de pasión por la excelencia, perseverancia e innovación.

Seña: una señal al mundo

 

En 1995, Robert Mondavi, legendario viñatero del Valle de Napa y Eduardo Chadwick, Presidente de Viña Errázuriz, emprendieron la primera alianza estratégica internacional del vino chileno para crear un vino único llamado, Seña.

 

Con este nombre, ambas familias quisieron dar una señal al mundo de que Chile era capaz de producir un vino de clase mundial, lo que convierte a Seña en el primer vino ícono de Chile. Este hito en la historia de nuestro país abrió el camino para el surgimiento de otros vinos Ultra Premium contribuyendo al reconocimiento de Chile como una apelación de vinos de clase mundial.

Uniendo su espíritu innovador y su pasión por la excelencia, los fundadores buscaron durante cuatro años el terroir perfecto antes de llegar a las laderas de Ocoa, en el Valle de Aconcagua, a 40 km del Océano Pacífico.

Seña es un vino de mezcla bordelesa con alma chilena, donde el Cabernet Sauvignon provee la estructura, mientras el Carmenere le otorga su identidad chilena. Merlot, Cabernet Franc, Petit Verdot y Malbec completan la composición.

En la búsqueda de la expresión máxima de su terroir

Con la visión de elaborar un vino de la más alta calidad y en la búsqueda de la máxima expresión de su terroir, el año 2005, Seña adopta la agricultura biodinámica. Esto significó aplicar técnicas ancestrales y medidas para preservar el ciclo de fertilidad y la biodiversidad en sus 42 hectáreas de viñedo, manteniendo un profundo respeto por la naturaleza.

Los beneficios de las prácticas biodinámicas, que utilizan preparados con hierbas y aprovechan los residuos orgánicos para hacer compost y fertilizar el viñedo, han ayudado a fortalecer las raíces y el sistema inmunológico de las vides, logrando uvas de calidad y personalidad únicas, que otorgan características distintivas e irrepetibles a Seña.

 

Comentarios

Volver a lista notas periodísticas.