Picadas Cool en La Serena

AL ÁNDALUS: ÚNICA TETERÍA MORA EN SUDAMÉRICA EMPLAZADA EN LA CIUDAD DE LA SERENA

Desde hace un par de años, uno de mis gustos gastronómicos predilectos ha sido la ingesta habitual de té, en todas sus variedades. Es por ello que nos dirigimos, directamente, a uno de los lugares más privilegiados en la ciudad de La Serena.

Se trata de Al Ándalus, única tetería especializada en Sudamérica, que cuenta con más de 40 variedades de té, es decir, todo un lujo y privilegio disfrutar del té en sus distintas diversificaciones, y qué mejor e interesante aún, que en una tetería con influencias moriscas.

Llegamos así a Al Ándalus, junto a una amiga y colega, sorprendiéndonos, primeramente, por la calidez del lugar, siendo atendidas de forma muy amable por su dueña María José Ibarlucea, quien nos contó en detalle los orígenes de esta especial tetería y lo que ofrecen día a día a su fiel clientela.

Fue complejo escoger entre tanta maravilla de tés: Alhambra, Madda, Generalife, Árabe, Mil Flores, Sevilla y de Violetas, entre tantas otras especialidades, decidiéndonos  finalmente por los brebajes que contienen productos poco comunes: un Té Turco y un Té Granada. El primero de ellos, un té negro con menta, canela recién cortada y agua de rosas; y el segundo, un té negro con canela, cardamomo, fruta deshidratada y flor de hibiscos. Para acompañar dichas exquisiteces, María José nos deleitó con un surtido de pastelitos árabes,  que constó en un par de “Namuras”, unos pastelillos de sémola con agua de rosas y coco. Otros Namur, también de sémola, rellenos con pasta de dátiles y agua de azahar,  y pasteles de hojas, rellenos con nueces y almíbar perfumado, siendo cada uno de ellos, un deleite para nuestros sentidos.

Luego de una amena conversación con la dueña de Al Ándalus, comenzamos a disfrutar los sabores únicos e intensos de nuestros tés los cuales, dejándolos reposar por más tiempo, emanan un sabor y aroma aún más intenso y perfumado, especialmente, el sabor a la flor de hibiscos, siendo más que una exquisitez el poder disfrutar de una diferente tarde de Tés.

Todo los que degustamos contenía sabores y aromas muy ricos, creados con productos naturales, sin aditivos y con ningún tipo de grasa animal, preparados además con elementos frescos como menta, canela recién cortada, aguas perfumadas, vainilla, miel y flores de lavanda, para el caso de los Tés, y mantequilla pura, por ejemplo, para los pastelitos, pitas y/ o creppes.

Del mismo modo, mientras disfrutamos los pastelitos árabes y los tés, fue imposible no sentirse parte de la España Árabe, con una hermosa y cuidada decoración con que Al Ándalus recibe a su clientela: una ornamentación propiamente Mora, caracterizada por sus fuertes tonalidades, con arcos, delicados mosaicos, fierro forjado y cerámicas, elementos y detalles propiamente Andaluces, de influencia Mora, que no pasan para nada desapercibidos.

Otro elemento a destacar de Al Ándalus, es su música de fondo: música andalusí, o arábigo-andaluza,  la que convirtió este momento en un instante único y relajante, ideal para escapar del bullicio de la ciudad y de las preocupaciones del día a día, para sentirse así transportados en el tiempo y el espacio.

Orígenes

María José Ibarlucea, dueña de Al Ándalus, comenzó con su Tetería hace un año cuatro meses, en La Serena, teniendo una muy buena acogida por el público que, en su mayoría, es femenino.

Al Ándalus nace así, luego que María José viviera en Granada, Andalucía, España, lugar donde pudo conectarse espiritualmente con aquello que profundamente buscaba. “Nuestro local se llama Al Ándalus porque trata de rescatar el legado andalusí, como las especies y muchas otras cosas que la gente desconoce de nuestra herencia andaluza. Además tuve la bendición de trabajar con Leyla Nuria, filóloga árabe quien rescató  el tema de las teterías moras en España, por lo que lo aprendido lo apliqué en ésta , la primera tetería mora en Sudamérica”, explicó María José.

Asimismo, Al Ándalus posee, desde sus inicios,  una fiel clientela, la cual ha acogido muy bien su carta, con preparaciones simples, pero a su vez exóticas, preparadas con especias y elementos poco habituales. “Trabajamos los Tés con elementos frescos, a diferencia de las actuales teterías que utilizan, por lo general, té deshidratado. Rescatamos la menta fresca, el agua de rosas, la naranja recién exprimida, la canela recién cortada, el agua de azahar, elementos que van entregándole al té, un sabor muy especial, un sabor que por años fue tomado en la época del Nasaih en Granada, España”.

Cabe  destacar que Tetería Al Ándalus , tiene una deliciosa Promoción de la Hora del Té, que funciona desde la 17:30 horas, y que consta de una tetera para dos personas, de un sabor, café express o cortado simple, acompañado de un surtido de dulces árabes a elección, o  también alguna de sus variedades en Pitas como el cuatro quesos, árabe humus, champiñones al estilo parís y/ o pitas vegetarianas mediterráneas, con berenjenas, zuquinis, tomates deshidratados y pesto de albahaca que, en parte, tienen influencia mora, pero que pronto han llegado a la gastronomía mediterránea.

Al Ándalus, una tetería única en La Serena, Chile y Sudamérica, para recomendar tanto por lo exótico del lugar en sí como por lo simple de sus preparaciones, todas con un toque e influencia árabe. Al Ándalus, un espacio como sacado de un libro. Nota Siete.


Carola Aliaga - La Serena

Periodista, colaborador(a) de Chile Gastronomía

caliaga@chilegastronomia.cl

Comentarios

Volver a lista notas periodísticas.